English - Español

 

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Leyendas Mexicanas

Iztaccihuatl y popocatepetl

Tonatiuh, el dios sol, vive con su familia en el cielo 13 en el que no se conoce la oscuridad ni la angustia.El hijo de Tonatiuh era el príncipe Izcozauhqui a quien le encantaban los jardines. Un día el príncipe oyó hablar de los vergeles del señor Tonacatecuhtli. Curioso fue a conocerlos. Las plantas parecían más verdes y los prados frescos y cubiertos de rocío. Al descubrir una laguna resplandeciente se acercó con presteza y al hacerlo, se encontró con una mujer que salía de las aguas ataviada con vestidos de plata.

Popocatepetl  

La princesa del lago de Zirahuen

Michoacán. La princesa más hermosa nacida en la región purépecha, era hija de uno de los más poderosos caciques de esos señoríos. Descendiente de guerrero, sólo podía aspirar a enamorarse del hombre que guardara arrojo y valentía en su corazón. Al hallar estas cualidades en el jefe de un ejército enemigo sucumbió inevitablemente al sentimiento que doblega a las voluntades más fuertes..
Popocatepetl  

La leyenda de los volcanes

Al morir Citlali, los sacerdotes deciden: “debe ser enterrada en las faldas del Iztaccíhuatl”.

“¿Por qué abuela?” Pregunta Xóchitl, la más pequeña de las hermanas de Citlali. Brota la cascada respuesta; “Únicamente las doncellas que mueren de amor pueden aspirar a descansar en las orillas de la mujer dormida.

Tu hermana al enterarse de la muerte de su prometido en la guerra, no soportó la vida, se marchitó ansiando reunirse con él, los dioses se apiadaron de ella. Es una honra a su fidelidad. Esta costumbre viene de una historia que sucedió hace muchos años”. “Cuéntamela, en lo que preparan las exequias”.